Futura familia o futuro sin familia

03 de julio de 2000

Futura familia o futuro sin familia

El encuentro estaba por comenzar, prometía tener ponencias interesantes, y algunas hasta controvertidas. Estoy sentado en la primera sala, veamos como se desarrollan los hechos.

El orador esta en el podio, va a comenzar su exposición de apertura.

“Buenos días a todos los presentes, estamos reunidos aquí el día de hoy para discutir sobre los avances y alcances de las nuevas técnicas de ingeniería genética y su futuro como herramientas de asistencia para resolver problemas de infertilidad, cultivo de tejidos y órganos y terapias para muchas enfermedades. Pero comencemos con las implicaciones sociales de nuestros trabajos.

“Los últimos avances en los campos de la salud nos presentan grandes posibilidades de cambios de proporciones increíbles, la familia no queda exenta de posibles modificaciones. Lo que se trata es de hacer un ligero ejercicio de futurólogo, planteando las posibilidades que se ven en la actualidad como viables, al menos desde el punto de vista practico.

“Ya con la inseminación in Vitro se pronostico un futuro en el que se pudiera procrear sin mantener relaciones en pareja, con la creación de bancos de semen se avanzo en la posibilidad de seleccionar genéticamente al padre más deseable para los hijos de, al menos, un grupo de madres solteras con acceso al servicio. ¿Que podría venir ahora? La respuesta puede ser sorprendente, hace aproximadamente dos años, en la Clínica de Fertilidad del Japón, un equipo de especialistas logró la gestación de un mamífero fuera del útero materno empleando una maquina para el proceso. Aun cuando se señaló que solo se implantó en el útero artificial al sujeto luego de estar ya conformado el feto en la madre, se indico que se trataba de avanzar en la culminación de un proyecto abandonado por Alemania Oriental después de la caída del Muro de Berlín, en el que se logró la gestación desde las primeras etapas de una camada de perros en un medio artificial (desgraciadamente, las fuentes señalan que el trabajo no se termino o, si se hizo, no se divulgaron los resultados ni aun después de la reunificación alemana). La meta es lograr la gestación completa de un sujeto experimental en un medio artificial. Si sumamos las técnicas para lograr niños de probeta, tendríamos a un individuo que no requirió para nada de los procesos para reproducción natural de la especie.

“Sumémosle a nuestro hipotético experimento las técnicas de ingeniería genética, con lo que podríamos tomar el código fuente (el de los padres biológicos o donantes de células) y modificarlo para obtener un código registrado (secuencia que serviría como firma de fabricante) que respondiera a los requerimientos que se espera cubrir con nuestra quimérica progenie (con esto de quimera no se quiere decir inexistente o imposible, el término dentro de la genética tiene otra connotación).

“Para hacer todavía más alucinante esta descripción de los procesos de creación de seres a la medida, demos introducción a un elemento que pertenece por el momento a la Ciencia-Ficción, el Efecto Matusalén. El proceso de degeneración orgánica que llamamos envejecimiento ha sido ampliamente estudiado a través de los tiempos, el gran sueño, después de ser inmortal, es lograr la eterna juventud. Al igual que todo proceso interno de los organismos biológicos, la degeneración responde a un conjunto de órdenes presentes, aparentemente, en los genes. Lo que se plantea con el estudio de este efecto, es lograr controlar el ritmo en que se da todo el proceso, para así obtener en el mínimo tiempo el estado de madurez del organismo y anular o retrasar de manera extrema la degeneración del mismo.

“Resultado de nuestra labor, un tanto franquisteriana, una criatura a pedido, facil de producir en masa, de rápida generación, con marca de autentificación por parte del fabricante y con un nivel funcional siempre en su estado mas alto, hasta que muera.

“Hasta aquí se ha hablado en un tono que parece separar lo que decimos de nosotros mismos, nos hemos (tan antropocentristamente) sustraido como especie de estas investigaciones, pero a fin de cuentas, somos una materia magnífica para someterla a tales trabajos.

“Las complicaciones no surgen del área tecnica, sino de los aspectos éticos, religiosos y sociales. Es un problema la clasificación de estos seres, podriamos caer en el viejo dilema ‘¿tienen alma?’, a fin de cuentas, ¿quién sería su Padre o Madre?¿tendrian Familia o serían parte de algo a lo que se le pudiera dar tal nombre? (no es inocente colocar las letras iniciales en mayusculas, se hace referencia no a un sujeto o grupo, sino a la idea que implica)

“Si logramos una progenie exitosa de humanoides, no nos metamos por ahora con el detalle de definirlos como humanos o no, ¿podemos decir que son nuestros hijos o nuestras creaciones? ¿dónde comienzan los derechos de seres creados con fines especificos? ¿tienen derechos tales criaturas?

“No es un tema sencillo, podemos fabricar bancos de organos vivientes, sujetos destinados para trabajos de alto riesgo o extremo desgaste que sean capaces de realizarlos y sobrevivirlos, podemos cosechar seres vivos como si se tratara de hortalizas y es en todo este poder que reside el problema. Nuestra especie es peligrosa, nos definio en una oportunidad un congénere como criaturas con mucho poder y poca sensatez, otros han sido un poco más poeticos (tanto poder y tan poco corazón), pero con el mismo sentido en sus ideas. No podemos cerrarnos al cambio, pero debemos tratar de llevar el mando en nuestro futuro, decidiendo lo que deseamos como tal.

“Con esto concluyo el discurso de apertura, que las discusiones comiencen y mis apreciados colegas tengan ponencias mas esperanzadoras y optimistas, por favor.”

La última frase arranco algunas risas sinceras, en todo el auditorio quedo la incomoda sensación de haber estado escuchando verdades que nadie queria admitir. Reflexiono un poco antes de la siguiente conferencia y anoto mis pensamientos para no perderles la pista luego: “El futuro es ahora, por medio de lo que creamos y decidimos, cuidemos que nuestras elecciones no nos tracen un destino de horrores”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s