Mardicio!

No te deseo más castigo

que en la noche de tu boda

cuando estén los dos a solas

se te muera tu marido!

Que te deje en la miseria,

viuda, cubierta de luto.

Que tu padre sea un bruto

que te bote en una feria!

Que te recoja un gitano

perverso y castigadó,

te pegue de só a só

sin dejarte un hueso sano!

Que te deje en una vía

abandoná, sin dinero;

que si te ve algú viajero

ni te de los buenos días.

Que te de tuberculosis,

se te intorcique un riñón

que se te ponche un purmón

y en er hígado: cirrosis!

Esto le pido yo

to los días a San Tadeo…

y nada más te deseo

pues no te guardo rencó!

(Fuente: San Pedro, Felipe. (1973) Las Gafas del Gafo y otra gaferías. Caracas: Ernesto Armitano Editor. PP: 189-190)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s