La prostitución de la antropología.

Cuando estudiaba ética y trabajo de campo, la profesora nos daba unas pautas para andar con ojo sobre cuál iba a ser la fuente de financiación del proyecto de investigación y de que hay que ser claros ante los agentes que requieren nuestra labor como antropólogos.  Si en cualquier momento del proceso de investigación pudiera ser perjudicial para las personas implicadas,  habría que aplicar el principio de no maleficencia hacia las personas que estudiamos.

Origen: La prostitución de la antropología. |

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s